Preocupación en el Puerto del Carmen por las lesiones de Kenia Hernández y Doli Milán

Kenia Hernández, la última en ingresar en la enfermería

 

LanzaroteDeportiva.com

 

Las noticias que llegan últimamente al Balonmano Puerto del Carmen no son buenas y eso preocupa a su cuerpo técnico, que en la recta final del campeonato, peleando por entrar en la fase de ascenso, podría perder a dos de las jugadoras más importantes de la plantilla por lesiones de larga duración.

 

Por un lado está la lesión que se produjo la cancerbera Doly Milán hace dos semanas en Almería y que, a día de hoy, no tiene todavía un diagnóstico fijo. La guardameta ha recibido ya las primeras opiniones médicas, pero no será hasta que no se le haga la resonancia cuando tenga un diagnóstico final. Este viernes está prevista hacer dicha prueba médica y será ya la próxima semana cuando el traumatólogo de el veredicto final, aunque todo hace indicar que se podría perder ya toda la temporada, o siendo muy optimistas estar para la fase final si el equipo consiguiera mantener la segunda posición que actualmente posee.

 

Mientras la grancanaria Cristina Mazaira será la encargada de defender la portería, acompañada de alguna portera del juvenil para hacer competencia, a la espera de un diagnóstico en firme para ver si el equipo se refuerza para el final de la competición, teniendo en cuenta que la portería es la posición que más problemas le causó a Jesús Casanova en pretemporada, con algunas jugadoras a prueba e incluso con Andrea Armas, que ya se había comprometido con el Remudas y que estaba ultimando sus días en Lanzarote entrenando con el Puerto del Carmen.

 

La otra baja importante es la de Kenia Hernández. La brava jugadora se lesionaba el pasado fin de semana ante el UCAM Murcia en un salto. La jugadora ha sido optimista durante todo este tiempo mientras le daban los resultados finales porque ya sabe lo que es pasar por quirófano para operarse la rodilla y las sensaciones eran diferentes.

 

Pero lo que era optimismo se ha dado la vuelta este jueves cuando, realizada la resonancia el martes, recibía una llamada para darle los resultados confirmándole que tiene roto el cruzado, lo que le tendría fuera de las canchas unos 6 meses, diciendo adiós a la temporada. La jugadora, aún así, espera poder hablar con el traumatólogo el próximo martes y que le de los resultados en persona, porque, según ha confirmado a LanzaroteDeportiva, "Es muy raro todo, ni inflamación, ni inestabilidad, ni derrame, yo por experiencia no tengo la rodilla ni parecida a la otra vez que me opere la otra por eso tenía buenas sensaciones". La jugadora, que se encuentra en reposo absoluto espera mientas que pase el tiempo.

 

Dos bajas importantes para Jesús Casanova que se contraponen con el alta de Bea, que ya afronta su parte final de la lesión producida la temporada pasada y podría estar en breve a pleno rendimiento, después de una larga recuperación.

Copyright © 2017 LanzaroteDeportiva.com | Todos los derechos reservados. La empresa no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o usuarios.